Ana Gallego Cuiñas, Erika Martínez, Virginia Capote, Mª José Oteros. “La edición independiente en Andalucía” en Colección Actualidad, no.80, 2018.

Andalucía es la comunidad autónoma donde mayor número de editoriales independientes (después de Madrid y Cataluña) surgieron en 2016. A partir de la crisis económica, asistimos a un auténtico boom de la edición independiente como un modelo de negocio cultural alternativo, sostenible y atractivo para una amplia comunidad de lectores y lectoras. Su apuesta por los nuevos talentos y por la construcción de un catálogo rico y diverso –apostando por estéticas vanguardistas y resistentes, obras descatalogadas, géneros menores (poesía, teatro, cuento), etc.– hacen que estas pequeñas y medianas empresas ocupen un lugar cada vez más destacado en la industria cultural andaluza.

Este documento, realizado por la investigadora y profesora titular de la Universidad de Granada Ana Gallego Cuiñas, es resultado del proyecto EDITANDA (Patrimonio literario y mercado editorial en Andalucía: proyecciones transatlánticas), financiado en la IX Convocatoria de Proyectos de Investigación de 2014 al objeto de analizar la situación de la edición independiente en Andalucía y dar respuesta a interrogantes como: ¿cómo ha afectado la crisis de la economía al sector a la industria editorial en Andalucía?; ¿existe algún modelo que defina la edición independiente en nuestra Comunidad?; ¿cómo ha transformado la edición independiente nuestro horizonte cultural y social?; ¿qué significa ser una editorial independiente en Andalucía hoy?

Los resultados que aporta esta investigación se obtuvieron a partir de una primera encuesta realizada en 2016 y posteriormente actualizada en 2017. De 100 editoriales en las ocho provincias andaluzas que cumplían los criterios de selección para participar en este estudio –estar registrada como editorial andaluza en la base de datos de editoriales españolas del ISBN, haber publicado al menos un libro en el año 2016 y poseer un catálogo o colección de índole literaria–, 76 respondieron a la encuesta: 24 en Sevilla; 17 en Granada; 10 en Málaga; 7 en Almería y en Jaén; 6 en Cádiz; y 5 en Córdoba.

Entre las conclusiones principales, se constata la existencia de un desequilibrio en cuanto a representación por provincias: es significativa la proliferación de editoriales independientes en provincias como Sevilla o Granada frente a la escasa actividad en otras provincias como Huelva, donde solo consta una –que no respondió a la encuesta– a pesar de ser Punta Umbría la sede de EDITA (Encuentro Internacional de Editores Independientes) y del Salón del Libro Iberoamericano. Asimismo, respecto a distribución geográfica, se demuestra que la edición independiente no está restringida a capitales de provincia sino que se expande casi de forma equitativa entre las grandes ciudades (55%) y localidades más pequeñas o periféricas (45%). Así, mientras que en Almería y Cádiz la mayor parte de editoriales independientes están situadas en pueblos o localidades; en Córdoba, Huelva y Jaén, las editoriales se reparten de manera más o menos equitativa entre la capital y otras localidades de la provincia. Por otro lado, en Granada, Málaga y Sevilla, la mayor presencia de editoriales independientes se concentra en la capital.

Aunque resulta complejo definir con exactitud qué es ser una editorial independiente, la edición independiente en Andalucía se define sobre una base vocacional, en la que prima el impulso creador, la originalidad, la calidad y un modo de producción —y de beneficio— a medio plazo, frente al “cortoplacismo” o inmediatez propia de los oligopolios editoriales. Algunas de estas editoriales se declaran explícitamente fuera del mercado editorial, así como del gusto generalizado, mientras otras reconocen que viven de las parcelas de mercado que no cubren los grandes conglomerados. De ahí el interés por escritores jóvenes, noveles y locales, así como por una literatura de corte regional o provincial.

La presencia de escritoras en los catálogos de las editoriales independientes no supone por sí misma, salvo contadas excepciones, un rasgo distintivo de la independencia editorial en Andalucía, pero sí lo es en mayor medida la importancia de “lo andaluz”. En cifras generales, de cada cien escritores andaluces, Granada es la provincia que concentra mayor número (34,16%), seguida de Sevilla (25,79%) y Málaga (17,89%).

En cuanto a perfil económico, todos los sellos independientes en Andalucía cuentan con capital privado de base, sólo el 30,3% han recibido o reciben subvenciones públicas. Asimismo, el 43,4% declara realizar coediciones con instituciones privadas y/o públicas, mientras que otro 38,2% se dedica a la autoedición, ya sea con su propia marca o bajo otro sello editorial. En lo referido a distribución, sólo el 26,3% se autodistribuye, no utiliza distribuidoras nacionales –como la gran mayoría– o autonómicas.

https://www.centrodeestudiosandaluces.es/index.php?mod=publicaciones&cat=18&id=2825&idm=

 

ACT_80_Edicion Indep